Nicolás Pérez: “Las rocas son máquinas del tiempo”

“Desde los primeros semestres me ha apasionado la investigación y el trabajo en campo, poder detenerse en algún afloramiento y comenzar a descifrar la información de las rocas y los organismos que yacen en estas es algo que me apasiona”.

Nicolás Pérez Consuegra es estudiante de octavo semestre del pregrado de Geociencias de la Universidad de los Andes. Su mayor interés está en la Paleontología y en la Estratigrafía. Al entrar a la Universidad obtuvo la Beca Alberto Magno y el semestre pasado ganó la distinción Ramón de Zubiría por sus buenos resultados académicos. Solo hasta aquí se puede descifrar que Nicolás ama lo que hace, su empeño y dedicación le han traído importantes triunfos que vislumbran un éxito en su desarrollo profesional.

El último reconocimiento que obtuvo Nicolás fue el Short Term Fellowship que otorga STRI – (Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales), un programa de Becas a corto plazo que permite a los candidatos seleccionados a través de una propuesta científica, hacer parte de una investigación tropical. Aunque esta beca se centra principalmente en los estudiantes de postgrado, los premios se otorgan de vez en cuando para pregrado y candidatos postdoctorales.

A Nicolás, esta beca le permitió ser parte del Laboratorio de Paleontología CTPA – (Center for Tropical Paleoecology and Archaeology) del STRI, con quienes hizo un trabajo de campo en las cercanías del municipio de Torio en la península de Azuero en Panamá.

Por este motivo el Boletín de Ciencias, tuvo la oportunidad desde la distancia de tener una entrevista con este estudiante, para que nos contara su experiencia:

P.P: Paola Pardo

N.P. Nicolás Pérez

Paola Pardo: En términos muy generales, ¿de qué trató la propuesta que presentaste para ganar esta beca?

Nicolás Pérez: La propuesta que escribí para este concurso, planteaba estudiar unas localidades o depósitos fósiles de hace ~20 millones de años en la península de Azuero, Panamá. Se planteó hacer un estudio detallado de la anatomía de estos fósiles para poder descifrar su afinidad taxonómica y poder discutir las implicaciones de estos hallazgos.

P.P. ¿Cuál crees que pudo ser el factor que hizo que escogieran tu propuesta?

N.P. En realidad no estoy seguro, creo que tiene que ver con la calidad de la propuesta, la hoja de vida, notas universitarias y las cartas de referencia de los profesores. Me demoré casi 3 meses escribiéndola, recibí ayuda de varios profesores del Departamento que me revisaban el texto, me enviaban correcciones y yo las anexaba.

También creo que no muchos estudiantes de pregrado se interesan por este tipo de convocatorias, por lo cual, cuando hay una buena propuesta de estas características, el jurado tal vez decide apoyar su carrera. En ese sentido, me gustaría que cada vez más compañeros aprovecharan estas oportunidades. La gente que he conocido en la Universidad de los Andes es en general muy buena y veo un gran potencial allí.

Adicionalmente, el ser curioso e insistente puede ser un factor clave en conseguir un objetivo como este. Aunque Geociencias es una carrera relativamente nueva, hay muchos estudiantes que han demostrado un potencial impresionante. La pasión y el entusiasmo que tenemos en el departamento, el apoyo que recibimos de los profesores y padres; son la combinación perfecta para formar excelentes científicos y profesionales.

P.P. Nárrame tu experiencia al ganar esta beca

N.P. Fue muy gratificante cuando recibí el correo en el cual me informaban que había ganado la beca. Inmediatamente compré los pasajes para viajar y decidí sacrificar las vacaciones para realizar este proyecto.

El STRI es un sitio muy chévere, todo el mundo esta en la actitud “nerd” de aprender y enseñar a los demás. Hay conferencias todas las semanas y se puede interactuar con personas de todo el mundo.

P.P. Descríbeme una imagen, un lugar, un olor, o una idea que más te haya marcado en esta experiencia.

N.P. El Río Palo Seco, es un río de aguas cristalinas en la zona de la península de Azuero en Panamá. Tiene muchísima vegetación (tupida) en las orillas, también hay una gran variedad de organismos en el agua, que puedes ver si llevas un snorkel; pero lo más interesante es que este Río corta una secuencia de rocas de más de 30 millones de años. Rocas que registran los inicios del vulcanismo en esta parte de Centro América, las cuales están depositadas en fondos oceánicos. Otra imagen que me marcó fue definitivamente las rocas donde encontramos los fósiles de las plantas.

P.P. Finalmente, cómo definirías o cómo explicarías la labor y la importancia del científico (en tu área) a una persona que no es científica.

N.P. El Paleontólogo es aquella persona que estudia la vida en el pasado de la tierra. Para poder estudiar la vida hay que encontrar fósiles, por eso tenemos que ir a campo y buscar en las rocas sedimentarias el registro de estos organismos.

Hace más de 3.5 billones de años se formó el primer ser vivo en la tierra y desde este punto millones de formas de vida han aparecido y se han extinguido. Estos organismos que se han extinto han dejado su huella documentada en los fósiles. El estudio de los fósiles es importante por dos razones principales: la primera es que la vida y los ambientes del pasado nos pueden dar información sobre cómo podrá cambiar la tierra en el futuro; y la segunda, es que los organismos extintos son más del 99% del total de organismos que han vivido sobre la tierra, por lo tanto, para entender este 1% de los organismos que viven en la actualidad necesitamos estudiar los organismos del pasado.

Por lo cual creo que la importancia de la labor de un científico es muy grande, más aún en esta área y en esta zona del mundo, teniendo en cuenta que la mayor diversidad de plantas se encuentra en países de Centro América como: Costa Rica y Panamá; y en Sur América como: Colombia, Perú y Ecuador.

Adicionalmente, parte de las preguntas que nos podríamos hacer cuando estudiamos las rocas y los fósiles de centro América es: ¿Cuándo llegaron las primeras plantas a Centro América? ¿Desde cuándo hay bosques húmedos tropicales en Centro América? ¿Qué pasaba con la diversidad de plantas durante las épocas de calentamiento ó enfriamiento en el pasado? Sólo mirando los fósiles podremos llegar a responder este tipo de preguntas.

Como analogía podríamos entender que las rocas son maquinas del tiempo, las cuales nos permiten viajar al pasado y estudiar la flora y fauna de diferentes momentos de la historia. Por ejemplo, si uno se va a un periodo de la historia de la tierra en el que las condiciones eran más cálidas y mide la abundancia de especies de plantas que había, se podría correlacionar con lo que podría ser una futura respuesta de los bosques a un calentamiento global inminente.​​

El proyecto de Nicolás Pérez, ya fue reseñado por la revista del Smithsonian en la cual le dedican una sección completa a su proyecto:http://www.stri.si.edu/sites/tropicos/index.html

Esto lo animó a crear junto a otros compañeros de la clase un  blog con el fin de que allí se hiciera la parte de divulgación científica del proyecto que está desarrollando la Universidad de los Andes en la península de Azuero en Panamá:https://fieldcampuniandes.wordpress.com/

Este es un video de su experiencia:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s